Inicio / Otros juegos y simuladores espaciales / De lo más bizarro: ¡Nazis en el espacio!

De lo más bizarro: ¡Nazis en el espacio!

¡Increíble pero real! Nos encontramos con este juego del espacio y quedamos asombrados… aunque luego nos pusimos a pensar… si hay juegos de nazis zombies, nazis que ganaron la guerra con Wolfenstein: The New Order entonces.. ¿porqué no iba a haber nazis en el espacio?

La historia de Iron Sky Invasion, a pesar de todo, es buena. O por lo menos la idea en si tiene bastante gracia, pues imagina que tras la derrota de los nazis en la Segunda Guerra Mundial, el mundo respiró aliviado al creer que con la caída del Tercer Reich a manos de los aliados, la amenaza del socialnacionalismo se convertía en polvo, igual que las ruinas que este imperio del mal dejó tras su derrota. Por desgracia, la cosa no terminó allí, ya que muchos de los nazis se tomaron un viajecito secreto a la luna en dónde se escondieron. Establecieron allí una base donde lamerse las heridas, recuperar fuerzas y desarrollar una extraordinaria tecnología de naves espaciales, ya que siempre fueron tecnológicamente avanzados, con la capacidad de arrasar la Tierra si esta no se rindiese ante el terrible alzamiento del Cuarto Reich.

Desarrollado por Reality Pump, Iron Sky: Invasion es el videojuego oficial de la película independiente de ciencia ficción, Iron Sky. Se lanzó en diciembre de 2012 con no mucho éxito ni renombre. El juego mantiene el sentido del humor absurdo que caracteriza a la película independiente, y se describe como un complemento del largometraje, más que una mera adaptación virtual del mismo.

El juego se ubica entre los géneros de simulación espacial con ciertos toques de RPG, estrategia, juego táctico y sistema de recursos, y todo bajo un mundo abierto. De hecho, en Iron Sky: Invasion no tendremos niveles que superar, sino misiones que afrontar. Todo se desarrolla en pleno espacio en un nivel abierto, donde se nos van ofreciendo distintas misiones en tiempo real que las deberemos afrontar en las mejores condiciones posibles.

El videojuego está completamente basado en la película, con las mismas voces de los actores, y con todas las naves que aparecen en la cinta. En total tendremos unas 7 naves a controlar de los aliados, destacando, la curiosa ‘Dundee‘ de Australia, la ‘Spitfire‘ de Reino Unido o la ‘Banzai‘ de Japón. Cada una de las naves tendrá sus propias características de vuelo, sus parámetros de velocidad, ataque o defensa y por si fuera poco todas podrán mejorarse gracias a los recursos que se vayan recogiendo en el espacio. Al mismo tiempo, podremos investigar distintas tecnologías para después mejorar aún más nuestras naves y desbloquear otras si superamos ciertas misiones.

NAVES NAZIS:

Rheingold

Valkirie

Zeppelin

El control sobre el espacio es muy sencillo, con ambos sticks para dirigir la nave, un botón para cambiar entre el arma normal y la especial (limitada) y otra para fijar enemigos, junto con el gatillo para disparar. También tendremos varias cámaras a nuestra disposición, entre las que se encuentran una interior y varias exteriores. Aunque la nave se muestra algo lenta en el espacio, si pulsamos el stick derecho activaremos de manera temporal una mayor velocidad para alcanzar objetivos lejanos a la nave. La interfaz de juego nos ofrece la distancia a los objetivos, las misiones activas y dos radares: uno con lo que tenemos delante y otro radar que nos muestra lo que tenemos detrás. En estos radares podremos ver distintos puntos que son los que nos muestran los enemigos (en rojo), los aliados (en verde) y los distintos recursos esparcidos por el espacio (en gris).

NAVES ALIADAS:

Spitfire

Dundee

Banzai

Iron Sky: Invasion implementa «renderizados fotorrealistas de cientos de naves espaciales, físicas avanzadas y una sofisticada IA», todo ello gracias al engine Grace2.

La interfaz de juego nos ofrece la distancia a los objetivos, las misiones activas y dos radares: uno con lo que tenemos delante y otro radar que nos muestra lo que tenemos detrás. En estos radares podremos ver distintos puntos que son los que nos muestran los enemigos (en rojo), los aliados (en verde) y los distintos recursos esparcidos por el espacio (en gris).

En plena misión podemos atracar en una estación espacial internacional aliada para recargar nuestras armas, recuperarnos e incluso cambiarnos a otra nave que se adapte mejor a lo que nos exige la misión. Entre las habilidades que podemos mejorar en las naves se encuentran el poder de disparo, la velocidad de la nave o un mejor funcionamiento del radar. La banda sonora es totalmente indefinible, mezclando canciones populares nazis con otras procedentes directamente de la película. Aunque las voces (originales de la película) nos llegarán en inglés y alemán, el juego tiene los subtítulos en castellano para entender a la primera la gran cantidad de bromas que destilan cada una de las conversaciones en el juego.

El juego cuenta con dos DLC de pago que se publicaron el mismo día en Octubre de 2013:

  • Iron Sky Invasion: The Second Fleet.
  • Iron Sky Invasion: Meteorblitzkrieg

Bien, finalizamos este mini-review de este insólito juego. Como siempre tratamos de mostrarles absolutamente todas las variedades de juegos espaciales y Si-Fi… de ayer, de hoy y del mañana!

2016-08-23

Acerca de Nuni

De chico soñaba con ser Roy Fokker. Los Decepticons eran mis ídolos. Siempre quise que Gargamel matara a los pitufos, que a León-O le quitaran su espada y que ALF se comiera al gato. He-Man es gay.

También mira

Legends of Azulgar

Legends of Azulgar- Space Conflict es un juego de rol sandbox orientado a la acción …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.